Marbella 2021/2022 en revisión

La humanidad nunca ha sido capaz de predecir el futuro, pero una cosa sí sabemos: la década de 2020 ha sido todo menos tranquila. Un 2020 caracterizado por el estancamiento del crecimiento económico causado por los prolongados cierres y las restricciones a los viajes cortó el impulso en zonas como la Costa del Sol, sólo para ser seguido no sólo por la recuperación, ya que 2021 proporcionó menos obstáculos al crecimiento, sino por un año de auge.

De hecho, el mercado inmobiliario de la Costa del Sol, que tan bien se recuperó tras la crisis financiera mundial de 2008-2012, y que había alcanzado un nivel de crecimiento constante a principios de la década actual, vivió un nivel inesperado de crecimiento y éxito en 2021, una hazaña impulsada sobre todo por el extremo superior del mercado.

Es cierto que se vendieron más propiedades en Marbella y sus alrededores durante la época del boom inmobiliario de los años 2000, pero entonces el grueso del mercado se situaba en la gama media, y el precio medio por propiedad vendida era hasta tres veces inferior al experimentado en 2021. El resultado fue un año récord para muchas de las agencias inmobiliarias de esta región, especialmente las especializadas en viviendas de lujo.

El lujo y lo moderno impulsan el mercado de Marbella

Si el segmento más alto impulsa el mercado inmobiliario de la Costa del Sol, también lo hacen las villas y apartamentos de nueva construcción, que siguen siendo los más demandados. Sin embargo, a diferencia de la década de 2000, los compradores ahora no se centran tanto en los proyectos sobre plano con un plazo de dos años, sino que quieren su nuevo hogar listo para usar y disfrutar lo antes posible, y el Covid se ha sumado a esta sensación de urgencia.

La experiencia de la pandemia y la mayor adaptación al trabajo a distancia han estimulado gran parte de la demanda de propiedades en venta en Marbella y otras partes del Triángulo de Oro (Marbella, Benahavís y Estepona). También es interesante señalar que ahora más personas eligen vivir en esta zona de forma permanente o pasar aquí períodos prolongados, lo que se suma al concepto de casa de vacaciones en la Costa del Sol, que está muy arraigado.

Qué esperar en 2022

Recordando que la mayoría de los países perdieron una parte importante de su PIB en 2020, y que al fuerte crecimiento (de recuperación) de 2021 le seguirá probablemente más de lo mismo en 2022, a no ser que volvamos a los niveles económicos anteriores a la pandemia en 2023, es justo suponer que habrá un crecimiento continuado en 2022. Los mercados financieros están enviando algunas señales de alarma, pero aparte de esto y de la ya conocida situación geopolítica, el camino a seguir parece razonablemente tranquilo por una vez.

Esto nos lleva a creer que el crecimiento seguirá siendo fuerte en 2022, y con señales de que la situación de Covid puede estar mejorando un poco durante este año, y los aumentos de precios de las propiedades que siguen estando lejos de una burbuja, pero que ofrecen rendimientos de inversión por encima de la media, se reúnen las condiciones para el que se espera será un buen año en el mercado inmobiliario de la Costa del Sol.

Así lo confirman los primeros indicadores de enero de 2022 en cuanto a interés de los compradores, así que brindemos por un año nuevo esperanzador y seguro.

Publicado en 21 enero 2022 en Noticias

Mary Dunne

Mary Dunne

Mary Dunne es una agente inmobiliaria altamente cualificada y con experiencia en Marbella. Titular de una licencia de agente inmobiliario en España desde 1995. En 1996 completó un curso de Gestión Inmobiliaria en la Universidad Les Heures de Barcelona, y en 2005 obtuvo un MBA en Gestión Inmobiliaria. Es miembro de GIPE, una asociación profesional para agentes inmobiliarios cualificados en España y registrada en la CEPI (Asociación Europea de Profesionales Inmobiliarios).

Mary Dunne

Mary Dunne

Directora

+34 952 866 072

[email protected]

Contáctanos